| Reserva

¡La reserva salió campeona del fútbol argentino!

El club volvió a consagrarse en una categoría que le venía siendo esquiva. Un final electrizante para un torneo soñado del xeneize.

Boca Juniors derrotó por 2-1 a Arsenal como visitante y se coronó campeón de la reserva luego de nueve años y medio. El conjunto de Hugo Ibarra y Mauricio Serna encontró en el doblete Valentino Simoni al héroe que necesitaba para lograr el triunfo con el que superó a Colón y dio la vuelta una fecha antes de que termine el torneo.

La jornada no arrancó de la mejor manera para Boca. El equipo sufrió el pésimo estado del campo de juego de El Porvenir, algo que dificultó la posesión, toque corto y salida desde abajo que caracteriza al xeneize. Arsenal supo leer mejor las condiciones del césped y sacó ventaja gracias a ir a la segunda pelota, buscar con remates desde afuera y con un juego más físico.

En ese contexto Agustín Lastra empezó a ser figura, como le pasó ante Newell's la fecha pasada, pero ni aún en un nivel tan alto pudo evitar el control y remate contra el palo de Tomás Bugallo. Arsenal se puso en ventaja con ese disparo, resultado parcial merecido por el desarrollo del encuentro hasta ese momento.

Boca no podía hacer funcionar su mediocampo y el ataque no pesaba. Sintió las ausencias de Ezequiel Fernández y Exequiel Zeballos, dos de sus máximas figuras. Mientras que el juego no aparecía llegó la polémica para terminar de poner nerviosos al xeneize, ya que los chicos reclamaron con énfasis que el arquero de Arsenal sacó desde adentro del arco un remate en propia meta de un compañero. La jueza Fortunato se apoyó en el línea y decidió no sancionar la acción con la que el primer tiempo pudo haber terminado en empate.

Para la segunda parte el cuerpo técnico buscó parar más alto el equipo y Boca mejoró sustancialmente. De repente Arsenal se empezó a sentir incómodo y tuvo que tratar de lastimar a través de las transiciones. Cuando se promediaba esta etapa ingresaron Julián Carrasco y Valentino Simoni, dos cambios que serían decisivos para el xeneize. 

Con Julián Carrasco Boca logró el nexo que necesitaba para unir a Vicente Taborda, Gabriel Vega y los delanteros. El equipo empezó a generar pelotas paradas y, tras un córner excelentemente ejecutado por Valentín Barco, Renzo Giampaoli la bajó para que Valentino Simoni desde el segundo palo meta un cabezazo que se clavó en el ángulo.

Cuando parecía que Boca iba a llevarse puesto por encima a Arsenal en la búsqueda del segundo tanto que necesitaba para ser campeón, el conjunto local tuvo dos situaciones clarísimas que pudieron haber costado caro. Una con un mano a mano impresionante que Agustín Lastra le sacó a Diego Buceta, y otra en la que Tomás Bugallo remató al costado de la red en su duelo con el arquero del xeneize.

Todo indicaba que sería empate y que la definición llegaría ante Central Córdoba como local, pero ahí apareció otra vez Valentino Simoni, que peleó una pelota en ataque que parecía perdida y sacó un remate de zurda que se clavó abajo para el 2-1. A lo Palermo, el delantero de la categoría 2004 que viene de ser campeón en sexta, marcó un doblete y desató la locura de los chicos con el que se dio el esperado título de reserva a Boca Juniors.

La última vez que el club conseguido ser campeón de esta categoría fue en junio del 2012, con un plantel que tuvo a Leandro Paredes, Gonzalo Escalante y Sergio Araujo como algunas de sus figuras. Hoy Boca vuelve a celebrar en la reserva con un torneo brillante. El equipo arrancó con dos derrotas y a partir de ahí, cuando asumieron Hugo Ibarra y Mauricio Serna, los chicos consiguieron un invicto de diecinueve partidos en los que se consolidaron como los mejores del país. Con goleadas frente a River, Racing, San Lorenzo, Lanús o Godoy Cruz, todo con un estilo claro de posesión, de asociaciones y siempre pensando en el arco rival.

La reserva de Boca consiguió empatizar con el hincha, que los acompañó en cada uno de estos partidos y los adoptó por su valentía para jugar al fútbol. Hoy la fiesta se culminó con un solo grito: ¡Dale campeón!

El paso a paso del título:

Unión: 0-1

Talleres: 1-1 (Israel Escalante)

Banfield: 3-0 (Doblete de Vicente Taborda e Israel Escalante)

Argentinos Juniors: 0-1

Estudiantes de La Plata: 1-2 (Erik Bodencer)

Patronato: 4-0 (Nicolás Valentini, Erik Bodencer, Gabriel Vega y Juan Pablo Cabaña)

Platense: 2-2 (Rodrigo Montes y Juan Pablo en contra)

Racing: 4-0 (Vicente Taborda, Alegre en contra, Erik Bodencer y Rodrigo Montes)

Rosario Central: 3-1 (Israel Escalante, Maximiliano Zalazar y Julián Carrasco)

Defensa y Justicia: 3-2 (Vicente Taborda, Rodrigo Montes y Exequiel Zeballos)

Atlético Tucumán: 1-1 (Vicente Taborda)

Colón: 3-1 (Renzo Giampaoli, Gabriel Aranda y Matías Olguín)

River: 3-0 (Exequiel Zeballos, Vicente Taborda y Valentín Barco)

Lanús: 5-0 (Gabriel Aranda, Maximiliano Zalazar, Tomás Díaz, Javier Morales y Gabriel Vega)

Huracán: 2-1 (Tomás Díaz y Javier Morales)

Godoy Cruz: 6-0 (Pedro Velurtas, Javier Morales, Exequiel Zeballos, Gabriel Aranda, Vicente Taborda, Maximiliano Zalazar)

Vélez: 2-1 (Doblete de Exequiel Palacios)

Gimnasia de La Plata: 1-1 (Sebastián Villa)

Aldosivi: 1-1 (Gabriel Vega)

San Lorenzo: 4-1 (Pedro Velurtas, Gabriel Aranda y doblete de Valentino Simoni)

Sarmiento: 4-4 (Triplete de Exequiel Zeballos y Javier Morales)

Independiente: 0-0

Newell's: 1-0 (Javier Morales)

Arsenal: 2-1 (Doblete de Valentino Simoni)