| Amateur

El equipo de lucha, con objetivos renovados

El grupo de Boca se entrena en plena cuarentena con distintas metas en cada categoría. "Lo ideal es estar en contacto con ellos todos los días y mantener el lazo", dijo Ramiro Maggiolo, el entrenador.

Se avecinaba un año cargado de actividades para el equipo de lucha olímpica de Boca. Pero la pandemia frenó el calendario de torneos y la cuarentena obligó a los atletas del club a continuar el entrenamiento desde sus hogares. Así, se renovaron los objetivos para el grupo.

En marzo, Iván Llano fue medalla de bronce en el Preolímpico de Ottawa, Canadá, y se había clasificado para el Preolímpico de Bulgaria en busca de un lugar en Tokio. La postergación de los Juegos Olímpicos para 2021 hizo que también se modifique la fecha del certamen previo.

Lo mismo ocurrió con el Panamericano Sub 17 y Sub 20, que se iba a realizar en julio y se pospuso: en principio, será en septiembre. Hay cuatro atletas del club clasificados: Camila Minutillo, Samuel Mesropian y Jerónimo Ibire como Sub 20 y Armen Ktshayan como Sub 17.

¿Cómo se ejercita el grupo? "Las dos primeras semanas mantuvimos un entrenamiento individual y después comenzamos con los trabajos específicos", contó Ramiro Maggiolo, el entrenador. Ahora hay prácticas todos los días, monitoreadas por videoconferencia. "A los chicos de la escuelita los intentamos motivar de otra manera, con juegos junto a la familia", detalló Maggiolo.

El caso de Jorge González (12 años) y Mikaela Bonda (13) es particular, porque combinan los entrenamientos con Boca con los del proyecto Dakar 2022. Ambos fueron seleccionados como parte de un grupo de atletas que se perfila para buscar una clasificación a los próximos Juegos Olímpicos de la Juventud.

El equipo de lucha olímpica de Boca está integrado por 65 atletas, en cinco categorías: escuelita (4 a 9 años), escuela (10 a 14), Sub 17, Sub 20 y Mayores. "Lo ideal es estar en contacto con ellos todos los días y mantener el lazo. Trato de hablar con los padres de los más chicos y dejarles un mensaje. Es un trabajo constante", cerró el entrenador.