| Futbol

Con la pasión de una Gladiadora

Desde su llegada en 2011, Elisabeth Minnig se convirtió en capitana y referente del equipo de fútbol femenino. La arquera, que se hizo hincha de Boca gracias a su hermano, se prepara para vivir la final de la Copa Libertadores con todas sus cábalas.

Además de ser un emblema del equipo de fútbol femenino, Elisabeth Minnig tiene un sentido de pertenencia que va más allá del hecho de defender el arco de Boca desde hace más de siete años. La arquera, de 31 años, se hizo hincha de Boca gracias a su hermano y, en su infancia, supo festejar los títulos junto a sus amigos en su Coronel Suarez.

Minnig, como es habitual en el mundo del fútbol, tiene sus cábalas que respeta en cada partido y, mientras espera la confirmación del superclásico femenino, se prepara para ver la revancha en el lugar de siempre y sin alterar ningún detalle. “Siempre me siento de la misma forma y en el mismo lugar”, reveló en una extensa charla con el sitio oficial.

- ¿Cómo viviste la primera final de la Copa Libertadores?

- Fue un partido raro e inesperado. Se hizo larga la espera, tenemos la costumbre de jugar la Copa Libertadores entre semana, pero fue lindo porque pude verlo junto a mi familia en mi ciudad. Mis viejos son de River, así que mirarlo con ellos fue especial.

- ¿Cómo fue que te hiciste hincha de Boca?

- Además de mis viejos, mi hermano también era de River, pero un conocido de la familia lo hizo hincha de Boca. Siempre fui muy cercana a mi hermano y él me transmitió la pasión por estos colores. Soy fanática de Boca gracias a él.

- ¿Y el partido de vuelta dónde lo vas a ver?

- El 24 voy a estar acá, no sabemos si jugamos nosotras el superclásico el día anterior o el posterior a la final de la Libertadores. Voy a cumplir las cábalas de los partidos anteriores de la Copa. Cuando me enteré que se jugaba un sábado y que me iba, pensé que rompía la cábala. Ahora lo voy a mirar en casa, con una picada y algo para tomar. Siempre me siento de la misma forma y en el mismo lugar. Este 24 voy a cumplir toda la previa.

- El 24 se juega con el apoyo de todos. ¿Sentís que eso es un impulso para el plantel?

- Estos partidos son especiales, Boca tiene que jugar relajado, con la motivación de estar en un Estadio donde nadie te va a apoyar. El hincha de Boca está siempre, lo mejor que tiene el club es la hincha. El apoyo que tienen ellos es increíbles, desde todas partes del mundo. Eso te tiene que hacer llenar el pecho y salir a jugar la final con todo.

- ¿Tu máximo recuerdo como hincha de Boca?

- Siempre me acuerdo de la final de la Copa Intercontinental, fue increíble porque fue la primera que me tocó vivir como hincha. Estábamos con mi hermano y con unos amigos y fue increíble como festejamos esa mañana, desde bien temprano.