| Juveniles

No alcanzó

En una polémica definición por penales, Boca cayó ante River en la final de cuarta. En el tiempo reglamentario fue 2-2 y por penales ganó el equipo de Núñez.

La final de la Cuarta División por la Superliga Juvenil se jugó este sábado a las 10 en el estadio Diego Armando Maradona con ambas hinchadas presentes, en lo que fue un encuentro frenético y de suma paridad condicionado por la expulsión de Alan Vega, volante central del xeneize, en la última jugada del primer tiempo.

El equipo de Héctor Bracamonte pegó primero tras un buen remate desde afuera del área de Israel Escalante y aparecía en el inicio del partido como el principal dueño del juego manteniendo un gran nivel de intensidad, pero los de Núñez encontraron la igualdad tras una desatención en la línea defensiva de Boca, que Patricio Núñez sentenció de manera categórica con un disparo certero. Posteriormente, el encuentro comenzó a disputarse en mayor medida en el centro del campo de juego, y fue desde allí dónde Martín Cañete lanzó con precisión hacia Israel Escalante, que eludió a gran velocidad al golero y colocó nuevamente en ventaja al xeneize. Pero por segunda ocasión (y tras una destacada acción individual de Rodrigo Castillo) River puso tablas en el marcador.

La expulsión de Alan Vega por doble amarilla en la última jugada del primer tiempo condicionó el segundo, pero pese a la inferioridad numérica, Boca contrarrestó a veces de manera más dinámica que en la primera mitad más allá de que no logró quebrar un partido en el que River se mostró expectante casi en su totalidad.

Tras igualar 2-2 la final se definió en penales. Allí y tras una gran polémica generada por el árbitro principal Felipe Viola, Matías Ramos Mingo atajó el quinto penal de River y le daba la victoria al equipo de Bracamonte, pero se sancionó adelantamiento. En la reiteración, River convirtió. Al llegar el séptimo penal por parte de ambos, Franco Petroli pareció adelantarse de la misma manera pese a no ser sancionado, para que en la siguiente ejecución los dirigidos por Gabriel Perrone gritaran campeón del primer semestre 2019.

Equipos:

Boca: Matías Ramos Mingo; Rodrigo Montes, Renzo Giampaoli, Isaac Monti, Ayrton Sánchez; Agustín Stancato, Alan Vega; Israel Escalante, Matías Rosales, Érik Bodencer; Martín Cañete. Suplentes: Lautaro Llarín, Noah Toribio, Enzo Roldán, Facundo Fernández, Pablo Gerzel, Marcos Camarda, Luciano Giménez Alanda. DT: Héctor Bracamonte.

River Plate: Franco Petroli; Franco Camargo, Augusto Aguirre, Thomas Gutiérrez, Matías Sánchez; Luciano Vega, Valentín Matlis, Tomás Galván; Patricio Núñez, Rodrigo Castillo, Fernando Benítez. Suplentes: Juan Martín Rojas, José Tomino, Gabriel Chocobar, Esteban Moreno, Matías Luque, Alan Marcel, Nicolás Belloni. DT: Gabriel Perrone.

Goles: 7´PT y 20´PT Israel Escalante (Boca); 16´PT Patricio Núñez, 27´PT Rodrigo Castillo (River).

Cambios: ET Matías Rosales por Enzo Roldán, 27´ST Érik Bodencer por Pablo Gerzel, 43´ST Martín Cañete por Luciano Giménez Alanda, 12´TE Israel Escalante por Facundo Fernández (Boca); 27´ST Luciano Vega por Alan Marcel, 7´TE Tomás Galván por Matías Luque, 11´TE Valentín Matlis por Nicolás Belloni (River).

Amonestados: 10´PT y 46´PT Alan Vega, 27´ST Érik Bodencer (Boca).

Expulsados: 46´PT Alan Vega, 36´ST Marcos Camarda (Boca).

Árbitros: Principal: Felipe Viola. Primer asistente: Diego Romero. Segundo asistente: Hugo Hartung.